Seleccionar página

Ideas de decoración con suelos porcelánicos

Como siempre decimos, la decoración del hogar es la que da vida a una vivienda. La que crea distinción y la que aporta un estilo personal y único. Los muebles, el color de las paredes, los objetos de decoración y el suelo —en toda su amplia gama de materiales y diseños disponibles—conforman la decoración y el estilo de una casa.

​En este artículo vamos a centrarnos específicamente en el suelo y, más en concreto, en la decoración de la vivienda con suelos porcelánicos, dependiendo de la sensación y espacio que queramos generar. Te explicamos formas de colocar el suelo porcelánico para conseguir efectos y contrastes únicos —como los suelos porcelánicos para casas modernas, la decoración de suelos porcelánicos de imitación de madera, etcétera—.

Sigue leyendo este artículo para descubrir diferentes estilos y para aprender cómo conseguirlo dependiendo de las formas de colocar el suelo de este material.

​Los materiales a elegir, clave en las formas colocar suelo de gres porcelánico

​Cuando hablamos de suelo porcelánico debemos tener en cuenta que existen muchos tipos y que estos son, en su mayoría, piezas que pueden encontrarse en una infinidad de diseños e imitaciones perfectas de otros materiales con los cuales conseguir un efecto u otro. De manera general, podemos hacer una clasificación de los siguientes tipos. Estos son los siguientes:

  • Gres porcelánico de cemento: Este tipo de suelos imita el material del cemento. Le confiere un aspecto moderno y elegante a la vivienda.
  • Gres porcelánico de madera: La imitación de este gres es la madera. Le confiere un aspecto más rústico al hogar.
  • Gres porcelánico hidráulico: Son suelos porcelánicos con distintas formas y diseños. Dan lugar a la creatividad y a la originalidad.
  • Gres porcelánico de mármol: Imitan el mármol. Crea diseños elegantes y sofisticados.
  • Gres porcelánico de piedra: La imitación de estos suelos es la piedra, de cualquier tipo. Suele crear un ambiente rústico.
  • Otros: Dependiendo de las características de los suelos, sin son abrillantados, si imitan otros materiales…

El ambiente que queremos crear

Como decíamos al principio, lo importante es encontrar el estilo que más va con nosotros o con la imagen de nuestra vivienda —así como la imagen que queremos transmitir—. Estas son algunas ideas de decoración que podemos utilizar para decorar con suelos porcelánicos.

Crea un ambiente rústico

De sobra sabemos que la madera y los suelos laminados de parqué son materiales que suelen tener un precio bastante elevado, en comparación con el gres porcelánico, además de ser menos resistentes ante los productos químicos de limpieza y de precisar un cuidado y tratamiento mayor. Es por ello que la decoración con suelos porcelánicos de imitación de madera se convierte en una opción ideal para crear nuestro ambiente rústico sin tener que realizar grandes inversiones. La mejor forma de colocar suelo porcelánico sobre gres de madera es con las testas hacia la ventana —para lograr una imitación mejor—.

El efecto cemento

El efecto cemento es uno de los más repetidos en la actualidad debido a la sensación visual que genera. Los suelos porcelánicos de gres con imitación de cemento dan a la vivienda una sensación de mayor limpieza y claridad, además de elegancia combinada con un toque urbano e industrial. Los suelos porcelánicos para casas modernas de cemento son una de las opciones más elegidas. Además, los porcelánicos de cemento suelen ser muy fáciles de combinar, ya que presentan tonos neutros.

Retorna a los clásicos del 60 con suelo de terrazo

El clásico de los clásicos de los años 60 en el mundo de los materiales del suelo ha resurgido lleno de nostalgia y con mucha fuerza. El terrazo es un material que combina piezas específicas de mármol con cemento. Hoy en día muchas de las nuevas viviendas que se están construyendo y de las reformas que se realizan es para regresar a este diseño con baldosas porcelánicas que lo imitan a la perfección. Este tipo de suelo aporta un estilo retro a la vivienda, simulando que se utiliza el terrazo y reduciendo los gastos en la inversión.

El concepto Lagom

Para quien no lo sepa, el concepto Lagom proviene de Suecia. Este busca crear diseños de interiores con rincones para el orden y para la felicidad. Se trata de evitar sobrecargar la vivienda —evitando cuadros, retratos…— pero sin llegar al más puro estilo minimalista. Es un intermedio entre ambos, siendo una de las principales opciones de suelos porcelánicos para casas modernas. Los suelos de gres porcelánicos de piedra y de cemento ayudan a conseguir este tipo de diseño, ya que ofrecen colores neutros.

La combinación de los suelos hidráulicos

Las combinaciones de formas y colores —siempre y cuando sigan un orden— siempre han aportado personalidad a las viviendas. Los suelos hidráulicos de gres son una opción maravillosa para jugar con las formas y texturas, pero también para combinarlos con paredes. Además, estos también pueden ser combinados con otros cerámicos para quienes no se atreven a pavimentar todo el suelo de la vivienda con estos.

La división de espacios: combinación de suelos

Son muchas las formas y posibilidades que hay para decorar una vivienda con suelos porcelánicos —acabamos de ver los diseños más originales—. Ahora bien, ¿pueden combinarse varios suelos porcelánicos entre sí? Por supuesto que sí. De hecho, como explicábamos en el punto anterior, los suelos porcelánicos de gres con diseños hidráulicos son la mejor opción para ello. Estos combinan a la perfección con la decoración de suelos porcelánicos de imitación de madera, ya que se trata de un material muy versátil. Ahora bien, también podemos combinar cemento con piedra o mármol con cemento, entre otras posibilidades.

Formas de colocar suelo porcelánico

La colación y el acabado del suelo porcelánico sobre suelos existentes es una tarea que requiere cierta experiencia para conseguir acabados estupendos. Tanto en el momento de colocar suelo porcelánico sobre gres, así como para colocar suelo porcelánico sobre terrazo debemos proceder a un doble encolado. Este será aplicado sobre el soporte, así como en cada una de las baldosas para conseguir una fijación óptima. Lo siguiente que debes tener en cuenta es el efecto visual que quieras conseguir. Es decir, si estos son rectificados —bien cortados para ser únicos creando un revestimiento sin separaciones— o con biselados, dejando bordes —o juntas— entre cada bloque cerámico. En este último caso, será aconsejable utilizar una cruceta. También podemos retirar azulejos existentes como te enseñamos a hacer en nuestro anterior artículo sobre el tratamiento del azulejo y cambiarlos por otros nuevos en lugar de colocar suelo porcelánico sobre gres o de colocar suelo porcelánico sobre terrazo.

Pintar suelo porcelánico

Para pintar suelo porcelánico lo que se necesita son los conocidos como esmaltes cerámicos —o esmaltes sintéticos—. Estos ofrecen una mayor adherencia y fijación de la pintura. Para conseguir un mayor acabado con ellos es necesario emplear un rodillo de fibras cortas. Asimismo, si las baldosas presentan alguna imperfección será necesario llevar a cabo la reparación antes de pintar suelo cerámico —por supuesto, hay que limpiarlos previamente—.

Abrir chat